Herreras, jureles, besugos y …este tarugo

Aprovechando el tiempo, casi veraniego, que el trabajo y otros menesteres nos dejan partimos rumbo a nuestro pesquero habitual a ver si la subida de temperaturas de traducía en forma de capturas, espáridos preferiblemente. Titas y lombriz de arena no podían faltar, además preparamos unos aparejos en busca de jureles y caballas con foam blanco para elevar nuestro cebo y buscarlos a la caída de la tarde. Así fue, y la actividad era frenética, jureles y besugos no daban tregua, hasta el punto de que montamos una caña de spinning para tentarlos con más acierto. Tras un buen número de capturas de estos cazadores de superficie, aunque no tenían el tamaño esperado, y con un vinilo blanco, mi cuñado, que está descubriendo el gusanillo de la pesca ( y creo que a partir de lo vivido ayer será para tiempo) se dispuso a probar ya entrada la noche con la muestra. Cuado de repente lo oímos gritar, yo imagine que había cogido si primer jurel de porte o algún robalo, pero el gritaba: un pulpo! Ante eso me acerque lo más rápido y que pude y observe que había sacado un calamar de casi 1 kg de peso. No daba crédito a lo que veían mis ojos, ¡un calamar con el pescadillo blanco de 12 cmts!
Ya entrada la noche tuvimos que poner tita ya que lo besugos nos desarmaban apenas caía el cebo al agua. Las titas nos dieron tres herreras de buen porte, una la más grande que recuerdo últimamente que presentó una dura batalla.

20140408-194254.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s