La pesca del Galán

imageSe acerca el buen tiempo y con su llegada viene una de las pescas que más afición genera: el chambel. En nuestra zona de influencia ( Garrucha, Villaricos, Mojacar…) sin duda el rey por excelencia de esta modalidad es el Galán. Un pez que gastronómicamente se sitúa entre los manjares más preciados de nuestras costas, con su carne blanca y sin espinas, pero que deportivamente también es digno de mencionar a pesar de su corto tamaño. Sus dientes potentes y afilados y su capacidad para enterrarse lo convierten en una presa difícil de capturar. Su pesca, cuando se da bien es ideal para aquellos que comienzan con el gusanillo de esta afición, y hará las delicias de los más pequeños. Buscaremos al galán en fondos arenosos entre 10 y 25 metros de profundidad, con la embarcación al garete daremos pasadas por aquellas zonas donde detectemos su picada. Como cebo yo suelo usar gambas de la zona, pero también sirven congeladas o alguna lombriz. Lo más difícil es encontrar el nido en el que se encuentra y que estén por comer, para esto influirá la temperatura del agua, la presentación del cebo, la corriente, etc.

image

El chambel o bajo de línea estará compuesto por tres anzuelos pequeños empatados con un hilo resistente pero poco visible ( fluorocarbono) ya que en ocasiones no es un galán el que muerde y podemos llevarnos alguna sorpresa con los ballesta o las brecas.

Los burros son piezas frecuentes en este tipo de pesca. No es extraño verlos devorar algún galán atrapado en el anzuelo.

image

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s